Por Alejandro Alvarado Bremer, Ph.D.

Según algunos expertos en relaciones públicas, no existe la publicidad mala, porque al final de cuentas la difusión de la marca se propaga a gran velocidad y por todas partes.

Habría que afinar un poco esa afirmación. No hay publicidad mala mientras el consumidor no resulta seriamente afectado, y la marca, también. Sin embargo, cuando se pueden calcular los riesgos y los costos, algunas compañías u organizaciones deciden recibir mala publicidad. Recuerdo el caso de Verizon, cuando se lanzó a finales de los noventa, principios del 2000, en medio de una supuesta crisis laboral. La empresa estuvo en los encabezados de todos los medios por semanas, sin que en realidad le afectara mayormente.

Y lo mismo podría aplicar para el Partido Verde en México. No he hecho el cálculo, pero asumo que el valor de la publicidad recibida en los últimos meses es mucho mayor que las multas impuestas por el Instituto Nacional Electoral. Por lo pronto, según esta encuesta, pocos parecen percatarse de las sanciones que ha recibido ese partido. Ver encuesta aquí: http://www.animalpolitico.com/2015/05/siete-de-cada-10-mexicanos-desconoce-las-multas-contra-el-partido-verde-parametria/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s